Información y contacto

Un conector para gobernarlos a todos…USB Type-C

No es solo un siguiente paso en la familia de los conectores  USB, se trata de “el paso” en lo que a conectividad se refiere. Se llama USB Type-C y permitirá conectar todos nuestros dispositivos a un mismo tipo de conector, si, el USB Type-C.

Además de unificar conexiones, USB Type-C no solo transfiere datos a 10 Gbps multiplicando por dos la velocidad del USB 3.0, USB Type-C podrá usarse como cable para conectar un monitor de alta definición , para cargar tu portátil o como cable de red de alta velocidad. Estos tres solo son ejemplos, en realidad el USB Type-C o USB C podrá ser utilizado para manejar todas las conexiones que hoy por hoy tenemos presentes en nuestro ordenador o tablet.

El conector es parte de la especificación USB 3.1 que fue aprobada en Agosto de este año, y entre sus múltiples novedades también cabe destacar que es reversible. Si, ya no habrá que pensar como conectar o que extremo del cable  debe ir a cada dispositivo, su conectividad y forma da la característica al USB Type-C de ser reversible, y su tamaño, es similar al de un Micro USB aunque difieren en forma.

Apple ya lo incorporó en sus nuevos MacBoock y este es el primer paso para vislumbrar que en un futuro no muy lejano, la mayoría de los equipos vendrán de fábrica con un único conector. Los estándar siempre nacen con el objetivo de hacernos la vida más fácil, pero es obvio que existirá un periodo en el que deberemos de irnos adaptando y adaptar también nuestros dispositivos.

Los fabricantes abaratarán costes, y nosotros conseguiremos  simpleza a la hora de interconectar nuestros periféricos, pero obviamente, si los equipos traen un único conector, necesitaremos un hub de USB Type-C que nos suministre el número de conexiones USB Type-C que necesitemos.

El avance del conector USB Type-C es que una misma conexión es capaz de reconocer y gestionar diferentes tipos de señales y protocolos para suministrarnos señal de video, de audio, carga de batería o transferencia de datos.

Algo muy interesante es que el USB Type-C hará posible no depender de las baterías que nos suministran con los equipos, ya que será capaz de realizar la carga, por ejemplo, de un portátil estando conectado a una batería externa. Si bien ya podíamos cargar nuestros dispositivos a través del puerto USB, las nuevas especificaciones de USB Type-C permiten realizar cargas de mayor potencia en menos tiempo, ya que puede soportar potencias de 100W que son suficientes para cargar un portátil así como para cargar a la vez varios dispositivos móviles.

Lo que es obvio es que pasaremos por un periodo de transición no libre de quejas por parte de los usuarios, ya que los adaptadores serán necesarios si queremos conservar nuestros periféricos actuales, pero tranquilos, existirán adaptadores que nos permitirán conectar todos ellos a un mismo puerto USB Type-C como la Dock Station que vemos en la siguiente imagen para todos los que quieran aprovechar las ventajas del USB Type-C sin retirar de momento, y a la vez, sus periféricos anteriores.

USB-C-Dock: HDMI+VGA+LAN+USB+SD

Más adelante, seguramente agradeceremos la comodidad de poder conectar todo a un mismo tipo de puerto “sin pensar” y sin disponer de infinidad de cables distintos, obteniendo conexiones de mayor rendimiento y que nos permitan realizar cargas sin depender de distintos tipos de baterías. ¿Sera fácil para los fabricantes la inclusión del USB Type-C en nuestra rutina?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *