Información y contacto

Evita que accedan a los datos de tu Smartphone cuando esté conectado a un puerto de carga USB público.

La escasa duración de las baterías de los Smartphones es un tema que sigue sin resolverse por eso cada vez es más habitual encontrar puertos de carga USB en lugares como aeropuertos, hoteles, centros de convenciones, tiendas de ropa, supermercados, e incluso, en trenes, autobuses y en las calles de algunas ciudades.

Hasta el momento, se desconoce que haya habido algún caso de hackeo a través de estos puertos de carga, pero ¿es posible que pueda ocurrir?

De primeras podríamos decir que es imposible alterar un puerto de carga USB para que extraiga los datos que contiene un Smartphone ya que es necesario manipular físicamente el aparato. Pero nada es imposible.

El juice-jacking, el nombre que recibe este tipo de hackeo, tiene una ventaja y es que cada vez que un Smartphone se conecta a un puerto de carga USB aparecen dos opciones: la de transferir datos o la de cargar la batería. Esto deja una puerta abierta a los hackers para que puedan acceder sin problema a los datos del teléfono móvil.

puerto de carga USB

Aunque los juice-jacking sean menos frecuentes que los ataques producidos cuando estamos conectados en una red wifi pública, hay varias cosas que puedes hacer si no quieres usar un puerto de carga USB público:

  • Llevar siempre una batería externa: Si tu Smartphone está pidiendo a gritos cargar su batería y no quieres utilizar un puerto de carga público conectas tu batería externa al puerto USB y de esta manera tu móvil se cargar de manera segura.
  • Lleva siempre un cable solo de carga: Aunque estemos acostumbrados a que todos los cables den las opciones de transferir datos o cagar la batería, existen cables que únicamente sirven para cargar. Podrás encontrarlos en cualquier tienda de electrónica.
  • Lleva siempre tu cargador completo: Si no disponemos de ninguna de las dos opciones anteriores y no quieres hacer uso de los puertos de carga USB, lleva tu cargador completo y podrás enchufarlo en cualquier toma de corriente las cuales garantizan la seguridad de tu Smartphone.
  • Apaga el móvil antes de cargarlo en un puerto de carga USB: De esta manera podríamos dificultar el acceso a los datos, pero no evitarlo.
  • Cambia la configuración del USB: Podría complicar el acceso de un hacker a nuestros datos del Smartphone pero no impedirlo. Si tienes un teléfono Android, puedes cambiar la manera en la que se conecta el teléfono a un puerto USB en Ajustes > Modo desarrollador > Configuración USB y seleccionar “Carga”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *