Información y contacto

Un nuevo ataque informático pone en peligro al Ministerio de Justicia

El Ministerio de Justicia no está pasando por su mejor semana y es que el pasado jueves, las plataformas Lexnet y Orfila sufrieron un ataque informático con el que habrían conseguido descargar y hacer público el código fuente de una de las dos plataformas.

Tras una dura semana de investigaciones, el departamento que dirige Rafael Catalá ha afirmado que han logrado identificar y denunciar ante la policía al supuesto autor del ataque informático.

El ataque y la exposición de miles de ficheros fueron desvelados ayer por el portal Teknautas: el acceso a ambas plataformas dependientes del Ministerio (uno es el gestor de expedientes judiciales y el otro de medicina legal) y poder navegar libremente. Según algunas fuentes el autor del ataque informático habría conseguido, por ejemplo, descargar el código fuente de Orfila y también varios manuales de gestión de Lexnet. Después, esta misma persona los colgó en internet para ser descargados sin ningún tipo de seguridad.

ataque informático

Desde el departamento que dirige el ministro Catalá han afirmado que el ataque fue anulado y que no llegaron a descargar los datos personales y judiciales. Aun así, ya han puesto en manos de la policía la identidad del supuesto autor.

Este ataque informático podría haberse llevado a cabo a causa de un error de seguridad del sistema Lexnet, un gestor informático de expedientes  judiciales que se puso en marcha de forma definitiva el año pasado. El fallo de seguridad ocurrió el pasado jueves permitiendo que todos los usuarios registrados en la plataforma (letrados y procuradores) accediesen de forma prácticamente libre a las carpetas de todos los casos judiciales. Después de esto, el sistema se cayó impidiendo gestionar esta información desde el viernes hasta el domingo.

Decenas de abogadas y abogados han denunciado el ataque informático a través de las redes sociales hasta tal punto de que el Poder Judicial reconoció en un comunicado haberse enterado de estos problemas a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *