Información y contacto

¿Qué nos traen los microprocesadores Intel de sexta generación?

Ya empezamos a ver disponibles para la compra los microprocesadores Intel de sexta generación lanzados al mercado este mismo 2015, pero ¿Qué mejoras trae consigo la sexta generación de microprocesadores Intel?

Esta vez los de Intel no han conseguido hacer sus microprocesadores más pequeños, paso que se espera para 2017, manteniéndose en una litografía de  14 nanómetros, pero si han realizado mejoras en la microarquitectura de sus microprocesadores, dando paso a la que en microprocesadores Intel de sexta generación está presente bajo el nombre Skylake.

Es fácil para cualquier persona reconocerlos aunque no sepa mucho de esto, puesto que cambia la pegatina que se encuentra en la cubierta del equipo y la nomenclatura de los respectivos microprocesadores. Sí en la generación anterior los microprocesadores venían a ser I5 5200U,  por ejemplo, en la nueva generación comienzan por 6, I5 6200U.

Los microprocesadores Intel de sexta generación mejoran en rendimiento, según el fabricante una media de un 15% si los comparamos con sus antecesores y si hacemos una media entre todas las versiones de microprocesadores Intel disponibles, “no es lo mismo la mejora en rendimiento conseguida para un I7 de cuatro núcleos  que la que han conseguido en un I3, siendo mayor esta última”  pero donde Intel ha volcado todos sus esfuerzos para esta nueva generación es en conseguir una mayor autonomía de sus dispositivos, imprescindible para muchos en el día a día, y en la mejora de sus gráficas integradas HD Graphics, Iris y Iris Pro, que mejoran la experiencia gráfica hasta un 40% respecto a las gráficas integradas de quinta generación. Esto permite al usuario optar por equipos sin gráfica dedicada (como suele ser el caso de equipos muy finos) sin miedo a limitaciones, pero siempre debéis ser asesorados por un experto al que explicaréis cuales son las tareas específicas que vais a realizar con vuestro equipo. No olvidéis que en Serinfor estamos para ello y que así podáis elegir el mejor equipo del abanico que podemos ofreceros. A modo de ejemplo, os decimos que tarjetas integradas de la sexta generación de Intel, son la que encontramos incorporadas en varios de los nuevos iMac y que ya en quinta generación eran muy competentes.

La mejora en autonomía de los microprocesadores Intel de sexta generación se consigue gracias a microprocesadores de las serie Y y  serie U “bajo voltaje “ y de la mano de un silicio que consume un 80% menos que en generaciones anteriores en cualquiera de las versiones de los microprocesadores dando lugar a un 22% menos de consumo para equipos de sobremesa con microprocesadores de la serie S.

Si bien hay usuarios que son reticentes a los bajos voltajes de las series U optando por microprocesadores de 4 núcleos físicos, la realidad es que a excepción de gamers, profesionales multimedia o tareas realmente exigentes, un I7 serie U de sexta generación, al igual que en la quinta, provee del rendimiento necesario al 80% de los usuarios y es más económico. No debemos olvidarnos de que la gran mayoría de los microprocesadores Intel incorporan la tecnología Turbo Boost, que permite al microprocesador aumentar su frecuencia cuando el usuario demanda rendimiento adicional.

La nueva arquitectura se implementa en microprocesadores Intel de sexta generación de la familia Intel Core “Core I3. Core I5, Core I7 y Core M” heredando Pentiums y Celerones esta arquitectura con el tiempo. Lo sabremos porque su pegatina cambiará y será la misma que identifica los microprocesadores Intel de  sexta generación.

La sexta generación de microprocesadores Intel compatibiliza totalmente con Windows 10 sacando el máximo partido uno del otro. Tecnologías propias de los microprocesadores Intel y mejoradas en los microprocesadores Intel de sexta generación como Widi (podemos conectar hasta tres pantallas de forma inalámbrica y visualizar contenido 4K)  y RealSense (cámaras con sensores de profundidad y temperatura que nos permiten iniciar sesión por reconocimiento facial, videoconferencias en 3D y  muchísimas alternativas de ocio que irán llegando como interaccionar con la pantalla sin tocarla, tan solo con un gesto) que se fusionan con Cortana y Windows Hello para mejorar nuestra experiencia e interacción con la informática y con los dispositivos además de amplias mejoras de seguridad.

Ocio, autonomía, experiencia multimedia y rendimiento, todo en uno es lo que esperamos de estos microprocesadores Intel de sexta generación. Esta es nuestra pequeña píldora informativa desde Serinfor, tienda de Informática en Bilbao, para que esto de la sexta generación no te coja por sorpresa. Ordenadores con microprocesadores de cuarta y quinta generación siguen siendo buenas y económicas opciones, pero si quieres lo mejor, ha llegado la sexta generación.

¡Esperamos haberos iluminado un poco a grandes rasgos! ya sabéis donde encontrarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *