Información y contacto

La escasez de SSDs y baterías preocupa a los fabricantes de portátiles

No nos resulta extraño que desde la aparición de los Smarthphones y las tablets, las ventas de los PCs y portátiles hayan descendido notoriamente. Con su llegada, se marcó el fin de una etapa dorada de la informática de escritorio, una etapa en la que los fabricantes lanzaban equipos cada vez más potentes para trabajar, jugar y diseñar.

Pero esto ha comenzado a cambiar gracias al sector de los convertibles, un sector que ha despertado de nuevo el interés por este tipo de equipos.

Fabricantes como HP o DELL han actualizado y mejorado sus previsiones para la venta de portátiles en la segunda mitad del 2016 y la primera del 2017. Y os preguntaréis, ¿cuál es el problema?

Pues el problema es que la creciente demanda choca de frente con la preocupante escasez de algunos componentes.

Los nuevos procesadores de Intel, la mayor aceptación de Windows 10 y la situación de viejos equipos están ayudando a que la demanda por estos productos crezca. Un momento que los fabricantes dominantes de este mercado quieren aprovechar sobre todo ahora que llegan las Navidades.

Pero nos encontramos con un importante problema, que es la escasez de algunos componentes como es el caso de los paneles de pantallas, que fueron los primeros en verse afectados. Pero no van a ser los últimos. Algo similar está ocurriendo con las unidades SSD y con las baterías.

Las unidades SSD (Solid State Drive) son lo que se conoce como las unidades de estado sólido, dispositivos que han reemplazado a los discos duros. Estas unidades de almacenamiento no tienen partes móviles, es decir, sustituyen el disco giratorio por pequeños chips de memoria flash. Su principal desventaja es su elevado precio en relación a los discos duros tradicionales.

Si nos centramos en el segmento de las baterías, el problema viene porque algunos fabricantes de baterías para portátiles se han centrado en fabricar baterías para coches eléctricos, poniéndoselo muy difícil a la empresas de portátiles, que les resulta cada vez más complicado localizar una empresa suministradora de baterías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *