Información y contacto

Hablemos del papel de la tecnología en las Olimpiadas modernas

Este mismo mes se celebran en Rio de Janeiro, Brasil, los Juegos Olímpicos de 2016; es algo sabido por todo aquel al que no le haya dado por vivir en una cueva los últimos años.

Pero cuando hablamos de deporte, la gente prefiere hablar las capacidades físicas, la fuerza de voluntad y los desafíos psicológicos que los participantes deben superar para poder participar en un evento de tan gran magnitud. Sin ánimo de ofender a los deportistas que sin duda se tienen que enfrentar a todo eso para poder obtener su puesto en la competición, ¿alguien ha pensado la ciencia que se esconde detrás de todo esto?

Si siempre se ha dicho que “detrás de un gran hombre, hay una gran mujer” también se podría decir que “detrás de todo gran deportista, hay un equipo de profesionales de todos los ámbitos ayudándolo a triunfar”. Porque hay que tener en cuenta la gran cantidad de expertos en diferentes campos (nutrición, ejercicio, salud y psicología) pendientes de que esa persona esté en unas condiciones óptimas para la competición.

Debemos recalcar que el control de la nutrición y las innovaciones en los planes de ejercicios (tanto en métodos como en maquinaria) pueden mejorar la salud y las habilidades del participante.

Pero, no todo se trata del deportista en sí mismo, sino que además, hay que tener en cuenta el equipo deportivo usado en el deporte, como el arco, el bañador, la pesa, etc. Todo ello es importante porque su variación también depende del éxito o fracaso del deportista en la competición. Y aquí la tecnología tiene mucho que decir.

La mejora en los materiales de los que se componen dichos equipos deportivos o el cambio del material en sí mismo es lo que puede repercutir en las habilidades del mismo deportista y cambiar el curso de una competición a su favor.

No podemos negar que las habilidades y templanza de un profesional del deporte son importantes, pero no todo debe achacarse a sus capacidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *