Información y contacto

Un consorcio de empresas europeas desarrollará microprocesadores de bajo consumo

Más de 23 socios de 10 países europeos se han unido en la European Processo Initative (EPI). Todos ellos son expertos en Computación de Altas Prestaciones (HPC). Pertenecen a los centros de supercomputación y usuarios científicos e industriales. El objetivo es sacar al mercado un microprocesador de bajo consumo.

Para ello, se va a diseñar y desarrollar los primeros chips y aceleradores con el fin de construir los primeros sistemas europeos de HPC. Ambos elementos se incorporarán a un prototipo y se harán las pruebas pertinentes.

Se trata de un paso importante dentro de un plan estratégico para el desarrollo de un ecosistema de supercomputación en Europa. La tecnología utilizada será completamente europea. De esta manera, la industria del viejo continente podrá acceder a niveles de rendimiento informático mucho más elevados y más eficientes.

Un consorcio europeo (EPI) desarrollará microprocesadores de bajo consumo

Beneficios del EPI

La EPI tendrá los siguientes beneficios:

  • El liderazgo científico europeo.
  • La competitividad industrial.
  • Habilidades de ingeniería.
  • Mayor conocimiento.
  • Beneficio social.

El proyecto cuenta con representación española a través del Barcelona Supercomputing Center. Desde la empresa catalana esperan conseguir niveles de rendimiento con muy bajo consumo.

Así, EPI pondrá en marcha la hoja de ruta para los chips y aceleradores de HPC europeos. Estos facilitarán el desarrollo de máquinas de escala previa a la exescale y exascales, así como prototipos para pruebas automotrices de concepto.

Objetivos del EPI

  • Desarrollar tecnología de procesador de baja potencia para ser incluida en un sistema europeo de preescalas (capaz de alrededor de 10 16 cálculos por segundo) y en sistemas europeos de exascala (mil millones de millones o 10 18  cálculos por segundo).
  • Garantizar que se trata de tecnología es europea.
  • Las áreas de aplicación de la tecnología no se limitarán solo a HPC, sino que cubrirán otras áreas, como el sector automotriz o los centros de datos. Esto garantizará la viabilidad económica general de la iniciativa. Un ejemplo es el desarrollo de procesadores personalizados para vehículos autónomos.

Próximos pasos de EPI

El consorcio EPI propone crear un modelo económico a largo plazo entregando una familia de procesadores para los 3 mercados:

  • Computación de alto rendimiento.
  • Centros de datos y servidores.
  • Vehículos autónomos.

En definitiva, EPI proporcionará a la industria europea e investigará una plataforma HPC que sea competitiva.  Asimismo, se investigarán soluciones de procesamiento de datos a nivel mundial, teniendo en cuenta la seguridad y la propiedad de los datos

¿Qué opinas de esta nueva iniciativa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Servicios relacionados