Información y contacto

Conexión Lifi, un nuevo Wifi a la velocidad de la luz

Estos días estamos oyendo hablar de lo prometedoras que serán las conexiones gracias a la tecnología Lifi, ¿Pero qué es exactamente?

Para designar a  esta nueva tecnología, sustituimos el comienzo de la palabra, Wi, que hacer referencia a wireless “sin cables” por Li, para hacer referencia a light, “luz”, que es el medio por el que se pretende transmitir la información prescindiendo de grandes antenas.

La conexión Lifi utiliza la luz para la transmisión de datos, pudiendo realizar transferencias cien veces más rápidas que con los Wifis actuales. Una pequeña bombilla LED con un chip es la encargada de realizar la conexión a internet y la transmisión de datos en general utilizando la iluminación que pueden darnos las bombillas de nuestro salón o nuestra cocina.

El Lifi aparece en 2011, y su padre fue el ingeniero Harald Haas, que comenzó a trabajar en esta tecnología Lifi con el pensamiento de que:

«Cualquier fuente de iluminación podrá convertirse en un punto de acceso a internet solo con un microchip»

La tecnología Lifi ya había sido expuesta en el CES 2012 , donde dos teléfonos Casio intercambiaban información modulando el brillo de sus respectivas pantallas, pero ha sido recientemente cuando se han hecho en un complejo industrial en Tallin unas pruebas para observar todo el potencial del Lifi, que realmente han dado unos resultados sorprendentes.

En los laboratorios, y con todos los factores a favor, se han llegado a conseguir picos de transmisión de 224 Gigabytes por segundo “lo que consume Spotify para dejarnos escuchar 300.000 canciones”, pero la velocidad media es de 1 Gigabyte por segundo, una velocidad más que respetable, aunque se espera que alcance, tan solo con la iluminación, la velocidad de 10 Gigabytes por segundo.

La conclusión es que el Lifi, es unas cien veces más rápido que el Wifi, y se libra de interferencias y saturaciones ya que funciona como un código Morse.

¿Cómo funciona el Lifi?

La bombilla, emitirá luz de forma binaria “se encenderá y se apagara”, pero será tan rápido, que resultará imperceptible para nuestro ojo gracias a un modular instalado en ella. Realmente, estará emitiendo un código binario.

Con el Lifi no se pretende exterminar el Wifi, si no crear una red paralela para desahogar un espectro electromagnético ya saturado. No olvidemos que pronto nuestros electrodomésticos, coches, sistemas de seguridad etc… podrán estar interconectados entre sí, y necesitamos un canal para la transmisión de datos.

Tan solo con adaptar las bombillas de nuestra casa u oficina, o las del alumbrado público, podría disfrutarse de una conexión Lifi, que a diferencia del Bluethooth, las redes móviles o el propio Wifi, no interfiere con otras señales.

Esta tecnología Lifi se basa en la comunicación por luz visible, y como hemos dicho, con la instalación un chip, la bombilla o fuente de luz se convertirá en un emisor de señales luminosas binarias que enviará la señal a los dispositivos móviles, electrodomésticos, ordenadores y demás sistemas que integren un receptor de señales Lifi y que funcionarán a modo de router óptico.

 lifi-3

El Lifi es más seguro

La señal de un router Wifi puede ser pirateada y permitir a entrometidos conectarse a tu red, sin embargo, la luz no atraviesa las paredes, por lo que nadie que este fuera de una estancia determinada podrá conectarse a los puntos de conexión luminosos, lo que de momento presenta pros y contras.

Se trata de una nueva conexión para la transferencia de datos que nos permitirá conectarnos “a la velocidad de la luz”, pero necesita que la luz este encendida.

¿Qué pasará con la factura? En nuestras tiendas de Informática en Bilbao Serinfor estamos ansiosos por ver más avances y más información sobre la conexión Lifi.

¿Estaremos  en poco tiempo conectados a Internet gracias a simples bombillas y a la conexión Lifi?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *