Información y contacto

Aún seguimos sin proteger nuestras contraseñas

Correos electrónicos, cuentas en redes sociales como Facebook o Twitter, cuentas bancarias, servidores de FTP… Todo lleva contraseña. A pesar de las recomendaciones de crear contraseñas seguras, la mayoría de los usuarios optan por claves de acceso muy simples.

Así lo demuestra un estudio de la compañía de seguridad SplashData, que ha realizado una compilación de las 100 peores contraseñas del año. En él se afirma que las claves más utilizadas son: “12345”, “iloveyou”, “qwerty”, “12345678”, “123456”, “football”…

En este análisis se han estudiado cinco millones de contraseñas que fueron hackeadas en ataques como el de las cuentas de Yahoo, Wannacry o BadRabbit. Desde 2016, la clave que sigue siendo la más utilizada es la de “123456”.

Los usuarios piensan contraseñas fáciles de recordar y tienden a buscar series de números contínuos, palabras referidas a deportes o a la cultura popular.

Todo esto hace que para los hackers el camino sea más fácil para infiltrarse en cualquier equipo o dispositivo informático.

Consejos para contraseñas segura

Consejos para contraseñas segura

Por esto te vamos a recordar los consejos prácticos que se dan desde la propia Oficina de Seguridad del Internauta (OSI):

  1. Utiliza claves robustas: recuerda combinar mayúsculas, minúsculas, números o caracteres especiales.
  2. No emplees la misma contraseña en todo. Si una password se ve comprometida el resto de sitios web o redes sociales donde la utilices se verán comprometidos también.
  3. No pongas claves de carácter personal como fechas de nacimiento, boda, etc. De este modo evitarás que sean descubiertas fácilmente.
  4. Tu contraseña es secreta. No la compartas con nadie.
  5. No las dejes apuntadas a la vista de cualquiera.
  6. Sé precavido con las preguntas de seguridad. Asegúrate de recordar las respuestas y que tú seas el único que las conoces.
  7. Cambia las claves de acceso periódicamente.
  8. Si te cuesta recordar las contraseñas utiliza gestores de contraseñas.
  9. No abuses de las contraseñas almacenadas en el navegador. Si tu ordenador lo compartes con más personas, esto no es recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *