Información y contacto

7 consejos para una digitalización de fotos suave como la seda

Hoy en día, podemos afirmar que el 80% o más de nuestras vidas se encuentran en Internet y su capacidad de conectarnos con gran parte de las cosas; pero, ¿Qué ha pasado con esas fotos antiguas, en blanco y negro de tus padres, abuelos y bisabuelos? ¿Te gustaría que te diéramos 7 consejos para una digitalización de fotos suave como la seda?

PUNTO 1: NECESITAS UN SCANNER ¡YA!

En principio, te vale cualquier scanner que te vendan en una tienda de informática o electrónica, siempre y cumpla con características de imagen, pero te recomendamos que te fijes en el CD que acompaña a tu aparatito a todas partes: el CD de drivers. Gracias a ese CD contarás con el software de escaneo de imágenes necesario para hacer el escaneo a tu gusto. Si no existe un CD, mira si la empresa que fabricó el scanner ofrece la descarga online de drivers.

PUNTO 2: UNA RESOLUCIÓN NO ES IGUAL A OTRA

La resolución se suele medir en puntos por pulgada y, en el caso de un escáner, determina el número de píxeles que el escáner deberá obtener por pulgada que ocupe la fotografía en papel. La recomendación para que la fotografía escaneada tenga el mismo tamaño que la fotografía original es poner alrededor de 300 ppp (puntos por pulgada).

No obstante, si estás pensando escanear la fotografía para realizar una impresión a mayor tamaño de la fotografía de partida, puedes guiarte por una regla que dice que dupliques la resolución cada vez que desees que el tamaño de salida duplique al de la fotografía de entrada.

PUNTO 3: EL FORMATO DE ESCANEO

Generalmente, se opta por el JPEG por ser un formato habitual y conocido, con la calidad necesaria para una fotografía.

Pero si optas por una calidad por encima de la media y tu ordenador no cuenta con problemas de espacio, establece que el formato que deseas es el TIFF.

PUNTO 4: UNA GRAN CONFIGURACIÓN

Si la configuración de la resolución y del formato es la que vas a utilizar de forma habitual si no siempre, es recomendable que guardes los datos de la configuración creando un acceso directo a la misma; en otros drivers, es posible que se pueda establecer en los ajustes una configuración predeterminada.

PUNTO 5: LA SUCIEDAD ES UNA ENEMIGA CRUEL

No importa lo bien que hayas configurado el escaneo de las fotos si no tienes en cuenta lo más simple: mantén limpia la superficie de escaneo, porque ese polvo puede ser el causante de imperfecciones en los escaneos de la foto. Antes de empezar, líbrate de las manchas o el polvo que pueda haber en la superficie del scanner, preferiblemente con una toallita para limpiar las gafas.

PUNTO 6: ESTRATEGIAS DE GENERAL Y OBRERO

Siempre antes de comenzar con un proyecto es preferible que crees una estrategia de actuación, en la cual dejes claras las principales pautas que debes seguir. Sobre todo cuando te enfrentas a un trabajo de semanas o meses, con un gran volumen de fotografías, resulta necesario que tengas en cuanto que fotografías quieres escanear, como quieres escanearlas y si les vas a dar un uso posterior o simplemente quieres crear una base de datos. Todo con el fin de rentabilizar tu tiempo y hacerte más eficiente.

PUNTO 7: EDICIÓN Y PUESTA EN ESCENA

Es posible que también tengas la intención de editar algunas de las fotografías, porque se encuentran dañadas, etc. Para dicho trabajo, te recomendamos el uso de programas como Photoshop o Lightroom, y que sólo edites aspectos de embellecimiento (como el brillo, la saturación, el contraste y la temperatura), el recorte y enderezamiento, etc. Aspectos que no cambiarán el significado de la fotografía pero si la harán más atractiva.

¿Qué te parecen estos 7 consejos para una digitalización de fotos suave como la seda?

Si no estás versado en esos programas y no estás seguro de llevar a cabo bien el proceso, te recomendamos que no lo intentes y que siempre cuentes con profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *