Información y contacto

10 claves para evitar el Phising

Cada día se leen más casos de robos de contraseñas, datos, etc. Hay maneras de evitar que te suceda la pérdida de datos. Es cierto que los propias empresas como, por ejemplo, los bancos refuerzan la seguridad con distintos programas. Sin embargo, por mucho que se refuercen, los ciberdelincuentes siempre irán a la parte más débil de la cadena.

Normalmente el eslabón más débil es el usuario. Este parte de la desconfianza de introducir sus datos en Internet. Aunque cada vez esta negación a introducir sus contraseñas se va perdiendo, prueba de ello es el crecimiento en ventas de las tiendas online.  En España, 7 de cada 10 consumidores ya realizan compras a través de Internet, según datos proporcionados por Ecommerce Europe.

¿Qué es el phising?

Los ciberdelincuentes han desarrollado distintos métodos para averiguar las contraseñas, números de tarjetas de crédito o números de la seguridad social. Normalmente se lleva a cabo mediante el email. Cuando este llega, el usuario lo abre. Suelen ser correos del banco solicitando la contraseña o donaciones a un tercero. Por lo general solicitan que entren a una web muy similar a la de la empresa en donde se le pide que se registre e introduzca la clave. Una vez hecho rellenados estos datos se conduce a otra web que no tiene nada que ver con la empresa en cuestión.

De esta manera se produce el robo de los datos y se le otorga la capacidad de realizar operaciones sin el consentimiento del propietario de los datos. Si por accidente ha llegado a esta página lo primero que debe hacer es:

  • Cambiar las contraseñas.
  • Llamar al servicio de atención al cliente para evitar un posible acceso a la cuenta bancaria o el uso de la tarjeta de crédito.

Tips para evitar el Phising

 10 tips para evitar el phising

  1. Asegúrate que la página web donde introduces tus nombre de usuario, contraseña y otros datos tiene el protocolo: https://
  2. Si recibes un email de tu banco o de una tienda pidiéndote los datos no la rellenes porque nunca te lo van a pedir mediante email. Normalmente la vía más rápida es el teléfono y ante la duda siempre puedes contactar con el servicio de atención al cliente.
  3. Mantener actualizado el sistema operativo, el navegador, así como los dispositivos de seguridad de tu ordenador.
  4. Evita hacer transacciones en Wi-Fis abiertas o en ordenadores públicos.
  5. Cierra siempre tu sesión de usuario.
  6.  Crea contraseñas seguras. Mínimo 8 caracteres combinando mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales. Procura utilizar una contraseña diferente para tus transacciones monetarias y el resto de passwords. Evita que coincida con tu clave de redes sociales o del correo electrónico.
  7. Cambia periódicamente la contraseña.
  8. No abrir archivos adjuntos de emails no solicitados o desconocidos.
  9. No respondas a mensajes de Facebook de desconocidos o solicitudes de amistad. Recuerda que en tu perfil de las redes sociales suelen pedir que rellenes información personal. Revisa si esa información es pública, para amigos o privada.
  10. Mantén controlado tu extracto bancario. Revisa si hay gastos que no has realizado.

Esperamos que os ayuden nuestros consejos ¿Vosotros seguís alguno de ellos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *