Información y contacto

25 años de Game Boy en Europa

Estamos de resaca, y es que ayer estuvimos  celebrando los 25 años que se cumplieron desde que la Game Boy de Nintendo llegara a Europa.

Era grande  para un bolsillo (90 mm ancho, 148 mm alto y 32 mm fondo) y monocromática, con 8KB de memoria RAM y una resolución de pantalla de 160×144 pixeles, pero nos daba igual, todos queríamos tener una Game Boy  y fue tan popular que hasta los mayores dejaron de decir “deja ya la maquinita” para llamarla por su nombre.

Otras compañías ya trabajaban  en la idea, pero fue Nintendo quien sacó al mercado  esta consola portátil que gracias a su durabilidad, nos dejaba disfrutar de horas de juego usando cuatro pilas AA. Además era resistente y asequible,  así que no había excusa para pedírtela y que cayera en Reyes, en tu cumpleaños o en alguna fecha importante. En esta foto de un cartel promocional de la época podemos ver el precio de la Game Boy.

Existirían también en el mercado consolas portátiles en color como la Game Gear de Sega o  la Atari Lynx, pero sus precios y su condición de “tragapilas” jugaron a favor de la Game Boy, que sacrificando calidad de pantalla consiguió que la consola se hiciera número uno por su independencia y por su precio.

Juegos no demasiado complejos pero muy adictivos en forma de cartucho con capacidad de 8 MB, pero eran los 90, la fiebre del Tetris y Pokémon hicieron que el boom de la consola de bolsillo superara todas las expectativas, y que decir de Zelda o Super Mario Land. Algunos de estos juegos evolucionaron y digievolucionaron para adaptarse más tarde al mundo del color.

Nuestro querido ladrillo de 8 bits pesaba unos 390 gramos y contaba con una pantalla LCD en la que disfrutábamos de nuestros juegos en verde y negro hasta que se hizo el color con la Game Boy Color en 1998.

Gunpei Yokoi es el personaje al que debemos de dar las gracias por la Game Boy de Nintendo. Empezó a trabajar en la compañía como conserje, y se cuenta que la idea de esta consola portátil le vino cuando haciendo un viaje en metro vio a un hombre que por matar el rato, pulsaba las teclas de su calculadora. Con el tiempo, Yokoi, que había estudiado electrónica, fue desarrollador de muchos dispositivos como la propia Game Boy  y diseñador de míticos juegos como Super Mario Land.

Fue archiconocida, emblemática, tanto que la Game Boy fue la primera consola portátil en  llegar a la luna. En 1993 el astronauta ruso Aleksander A. Serevrob, se llevó a la estación MIR una Game Boy, y eso sí, solo un juego, el Tetris. Seguro que la Game Boy hizo más llevaderas sus horas muertas durante los más de seis meses que estuvo en órbita.

Nintendo desarrolló su producto, y además de añadir complementos como la lupa, la cámara, o el cable Link para poder conectar las consolas y disfrutar de partidas entre varios jugadores, a lo largo de los años vimos desfilar a la Game Boy (1989), Game Boy Pocket (1996, se redujeron dimensiones pero perdimos autonomía) Game Boy Color (en 1998 llegó el color a nuestros juegos de Game Boy) Game Boy Advanced (mejoro mucho la gráfica, lo que dio lugar a juegos más complejos  y atractivos visualmente) Game Boy Advanced SP (2003, por primera vez en la Game Boy batería en lugar de pilas y una pantalla retroiluminada)  y la Game Boy Micro (la de dimensiones más reducidas).

No podíamos dejar pasar el acontecimiento sin hablar de la Game Boy ¿Y tú? ¿Cuántas horas calculas que has pasado jugando con ella?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Servicios relacionados